EasyRiders

Joaquim de Ribot

Un estilo de vida. Rider de nacimiento. Mecánico de vocación.

Con tan solo 7 años se subió a su primera moto, una Malaguti Pony Minicross de 49cc que le regaló su padre. Apenas llegaba al suelo, pero no le importaba demasiado. Lo importante era arrancar y empezar a rodar, y así pasaba horas y horas, descubriendo todas las rutas y caminos de l’Empordà.

Y en cada mantenimiento, cada reparación y cada visita al mecánico, Joaquín estaba ahí, observando y aprendiendo, lo que le llevó a empezar a revisar él mismo su moto, en el garaje de casa, con la ayuda de su padre.

Después de la Malaguti llegaron muchas otras motos y con 14 años él mismo ya se reparaba sus motos, y no solo eso, sino que ya trabajaba para mejorar el rendimiento de sus máquinas. Su primer trabajo como mecánico también fue a los 14 años, en el taller de un bonito pueblo de l’Empordà.

Formado académica y profesionalmente como mecánico, su primer contacto con la mítica marca Harley-Davidson fue con tan solo 19 años, cuando entró a trabajar en el concesionario oficial de Girona, en Motor Import Pagès. Durante su estancia en Harley-Davidson Girona aprendió todo lo que se puede aprender de estas máquinas nacidas en Milwaukee, recibiendo formación de la Harley-Davidson University.
Y su jefe, Carlitos, ya le advirtió, cuando descubras el mundo de las Harley-Davidson, ya no podrás salir de él.

No se equivocó, desde entonces su pasión por estas máquinas de leyenda no ha dejado de crecer, empezando en 2011 su gran proyecto, Easy Rider. La culminación de años de trabajo y habiendo forjado una amplia experiencia. Ese niño que empezó en el garaje de casa abría las puertas de su taller en un céntrico local de Girona, ofreciéndonos a todos su profesionalidad y experiencia.